21 octubre 2010


CANONIZACIÓN DE SANTA CAMILA BATTISTA VARANO 17 DE OCTUBRE DEL 2.010

El día 19 de febrero, en Consistorio Público, el Santo Padre Benedicto XVI, inscribió en el catálogo de los Santos a nuestra hermana , la beata Camila Battista Varano, CLARISA.

Perfil Biográfico

La Santa Battista Camila Da Varano nació en Camerino el 9 de abril de 1458, hija del príncipe Julio Cesar da Varano y de Doña Cecchina di maestro Giacomo.

Su vida ha estado profundamente unida a la Orden de los Hermanos menores, particularmente en la figura de Fr. Domingo de Leonisa, Fr. Pacifico y Fr. Francisco de Urbina.

Entre los 8 y 10 años hizo voto de meditar todos los viernes en la pasión del Señor y derramar, al menos, una lágrima, voto que mantuvo con extraordinaria fidelidad, Desde los 18 a los 21 años pasó un trienio de íntimas luchas espirituales, atraída por la realidad del mundo, pero sin renunciar nunca a su doliente Señor, por amor de cual inició una austera ascesis, Comentando en este tiempo sobre su vida interior, habría escrito después con convinción: “Bienaventurada aquella criatura que por ninguna tentación interrumpe el bien comenzado”.

En la Cuaresma de 1479, en la vigilia de la fiesta de la Anunciación, obtuvo la luz interior para comprender el don inestimable de la virginidad consagrada. El 14 de noviembre de 1481, ingresó en el monasterio de las clarisas de Urbino. A finales de 1483, emitó la profesión religiosa. En los primeros días de enero de 1484,volvía a Camerino con ocho compañeras que, en el domingo 4 de enero, daban inicio formal a la nueva comunidad de Hermanas Pobres de santa Clara en el monasterio de los monjes Olivetanos, que su padre había adquirido.

Entre tantos otros dones, se le concedió el ardiente deseo de compartir los dolores interiores que el Redentor había padecido en la pasión.

El 28 de enero de 1505, el papa Julio II, que la estimaba mucho, la envió a formar una nueva comunidad de clarisas en la ciudad de Fermo, donde se entretuvo dos años; plasmó también la nueva comunidad de clarisas en San Severino de las Marcas en los años 1521-22. Entre sus escritos, se puede citar: “La pureza del corazón”. Sufrió a causa de la división en la Iglesia, propugnada por Martín Lucero.

Murió a la edad de 66 años, de los cuales 43 recluída en el claustro, el 31 de mayo de 1524. Sus restos mortales reposan en el Monasterio de las clarisas de Camerino.

Su canonización tuvo lugar el 17 de octubre de 2010, en San Pedro (Vaticano)

No hay comentarios: