«aguardad que se cumpla la promesa del Padre, de la que me habéis oído hablar, porque Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo dentro de no muchos días».

11 diciembre 2016

III DOMINGO DE ADVIENTO


Jesús viene a sanarnos, cuando Juan manda a sus discípulos a preguntarle a Jesús, si El es el que tiene que venir, Jesús responde, volver a Juan y contadle lo que estáis viendo y oyendo, " los ciegos ven, y los cojos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y los pobres son evangelizados".

Jesús viene a nuestras vidas a sanarnos, Dios por medio de su Hijo nos sana, a eso viene al mundo a salvarnos, a sanarnos y no solo una vez en la historia, Jesús sigue sanarnos hoy. Nos sigue dando vida, nos quiere sanar, pero a veces nosotros no dejamos que entre en nuestras vidas porque estamos muy bien como estamos aunque no seamos felices, pero nos acostumbramos a no serlo, nos acostumbramos a no ser libres.

Dios en Jesús nos trae la vida, nos trae el perdón, nos trae la salvación. Y como Jesús nos ha sanado de todas esas heridas o nos sigue sanando a mi lo único que me queda es anunciarlo, ser profeta, anunciar las maravillas que El a hecho en mi, en mi vida a mi alrededor. Porque Dios es siempre amor, alegría, libertar, esperanza....

Pidamos hoy por todas las personas que necesitan de nuestras oraciones porque estén enfermos, porque estén pasando un mal momento, por el motivo que sea oremos por todos ellos.

Oración: Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo espera con fe la fiesta del nacimiento de tu Hijo; concédenos llegar a la Navidad, fiesta de gozo y salvación, y poder celebrarla con alegría desbordante. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.



No hay comentarios: