«aguardad que se cumpla la promesa del Padre, de la que me habéis oído hablar, porque Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con Espíritu Santo dentro de no muchos días».

15 enero 2017

DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO Y SOLEMNIDAD DE JESUS A LA COLUMNA EN EL MONASTERIO DE SANTA CLARA DE LA COLUMNA EN BELALCAZAR.



Este día es un día especial para las hermanas de esta Fraternidad,  y hoy queremos verlo desde el Evangelio de este Domingo donde Juan el Bautista nos muestra al Cordero de Dios: “Este es el Hijo de Dios, yo he visto el Espíritu bajar sobre  él”.  

Sí, hoy Juan nos vuelve a decir a quien mirar, y en este día, esta fraternidad que tiene como titular de su Monasterio a Jesús atado a la Columna, celebra su fiesta, esta imagen preside nuestra Iglesia desde el siglo XV, cuando el Espíritu inspiró a aquellas hermanas de Calabazanos, para que vinieran trayendo con ellas esa reliquia de la columna de Cristo, según nos cuenta la tradición.

Y coincide con que Juan en este domingo nos dice: “Mirad este es el Hijo de Dios, el Cordero de Dios”, y el profeta Isaías. “Te hago luz de las naciones para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra”. Sí,  vivimos cada día buscando a Jesús, vivimos cada día orando y alabándolo día y noche  y  haciendo nuestros los sufrimientos, añoranzas y esperanzas de todos las personas.
En este Cristo atado  a la columna, nos vemos nosotras atadas a Cristo, amarradas a su corazón y su vida, pero también a todos los atados, flagelados y torturados en nuestros días, a todos los inocentes que sufren y que Dios Padre tiene en su corazón, a todos ellos cuando miramos a Cristo, vemos como sus vidas, están en El, como Dios dará la victoria sobre esas esclavitudes y flagelaciones que se viven en nuestros días.

Sí, en este día se nos invita  a mirar a Jesús, acabamos de pasar la Navidad, y de mirar a ese Niño en vuelto en pañales y recostado en un pesebre, ahora vemos a Jesús, a nuestro Señor, al Señor de la Historia y de las personas, (aunque no lo reconozcan) lo vemos flagelado por amor, y atado en una columna y así lo veremos cada día amándonos hasta el extremo.

Queridos todos, unámonos a este Juan Bautista para proclamar a los cuatro vientos:
¡Miren a Jesús, solo él tiene el futuro de la humanidad, solo desde el podemos encontrar un sentido a nuestras vidas!

Pidamos hoy por nosotras las hermanas pobres de Santa Clara del Monasterio de Jesús atado a la Columna, para que con nuestras vidas seamos cada día un reflejo de la buena noticia de Jesucristo para cada una de las hermanas y para todo el que se acerque a nosotras. 

Oración:Dios todopoderoso, que gobiernas a un tiempo cielo y tierra, escucha paternalmente la oración de tu pueblo y haz que los días de nuestra vida se fundamenten en tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.
A

No hay comentarios: