07 mayo 2017

DOMINGO IV DE PASCUA



Un pastorcico en su pastora ha puesto el pensamiento, sí este es Jesús, el Buen Pastor, el que solo piensa en nosotros: Jesús, Resucitado, el Buen Pastor.

Hoy es un domingo de gozo y alegría, el Señor nos sigue recordando que no estamos solos, que nadie está solo que Él nos cuida y nos lleva a pastos verdes, donde reina la ternura, la paz, la concordia el amor. Esa es la voz que conocemos, no conocemos la voz de los extraños, que hablan de ambición, de división, de resentimientos, no, nuestro corazón está hecho para escuchar solo la voz del Buen Pastor, nosotros no podemos solos, porque somos malos, porque el pecado nos cogió, por eso Jesús el Buen Pastor sabe que tiene que caminar a nuestro lado, para que no nos perdamos y para que no nos rindamos, cuando las cosas no nos salgan bien. Además hoy nos pide que colaboremos con El que lo ayudemos a que muchos vengan a su Reino, a que muchos puedan escuchar su voz y a su vez puedan ayudar  a otros a acercarse al Señor.

Hermanos no hay otra verdad, no hay otro pastor, no hay otra puerta por la que entrar y salir, y estamos llamados a esto a la plenitud de ser de Dios guiados por el Buen pastor.

Hoy pedimos por las vocaciones en la Iglesia para que sean muchos los que se sientan llamados a anunciar el Evangelio a todos los que aún no lo conocen.

Oremos: Dios todopoderoso y eterno, que has dado a tu Iglesia el gozo inmenso de la resurrección de Jesucristo, concédenos también la alegría eterna del reino de tus elegidos, para que así el débil rebaño de tu Hijo tenga parte en la admirable victoria de su Pastor. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

No hay comentarios: