04 junio 2017

DOMINGO DE PENTECOSTES


Celebramos, el día de Pentecostés, me alegro de poder celebrarlo, de poder percibir aunque sea el 1% de la grandeza de este acontecimiento en nuestra vida, me alegro de haber sido regalada con el don de la fe.

Hoy es el día de la Iglesia el día en el que el Espíritu de Jesús, nos hace uno con él, somos un solo Cuerpo con él, y nuestra vida está llena de Jesús, ponemos manos  a la obra en nuestro día a día donde tenemos nuestra misión, porque hemos sido llenos de su Espíritu y enviados a anunciar y a vivir el perdón, en el día a día como pequeñas semillitas, así es como transformamos este mundo. 
Jesús ha exhalado su espíritu en nosotros,  ha hecho que su mismo espíritu habite en nosotros es algo demasiado grande para poder explicarlo, no se puede,  sino que alabo a Dios por ese amor que va demostrando de día en día que nos tiene,  y  nosotros sin enterarnos, pero él no deja de intentar hacernos conscientes de cómo sigue obrando maravillas a nuestro alrededor, sigue creando, sigue moviéndonos y encaminándonos hacia la plenitud.

Además hoy nos invita a anunciar todos los dones que en esta Pascua hemos recibido, la buena nueva de que Jesús está vivo, de que lo encontramos siempre en nuestra vida, porque en el vivimos nos movemos y existimos, él está en todo  y así lo anunciamos.

Pedimos hoy por todos aquellos que viven con las puertas cerradas de sus vidas a la esperanza y  la alegría para que puedan experimentar la libertad de sentirse amados por Dios.

Oremos: Oh Dios, que por el misterio de Pentecostés santificas a tu Iglesia, extendida por todas las naciones, derrama los dones de tu Espíritu sobre todos los confines de la tierra y no dejes de realizar hoy, en el corazón de tus fieles, aquellas mismas maravillas que obraste en los comienzos de la predicación evangélica. por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

No hay comentarios: