07 enero 2018

DOMINGO BAUTISMO DEL SEÑOR


Finalizamos le tiempo de Navidad, con la celebración del Bautismo del Señor.

En este tiempo hemos vivido la celebración de un Dios que ha querido hacerse uno de tantos, uno de nosotros, que ha querido encarnarse y vivir nuestra propia historia, con nosotros, se nos ha regalado la vida nueva en Cristo inaugurada en su nacimiento, vivir como hombres y mujeres nuevos con los mismos sentimientos de Cristo Jesús. En este día esto se hace real y se hace real con el Bautismo de Jesús, donde todos quedamos incorporados a Él. El Espíritu Santo nos hace hijos de Dios, “amados en Cristo” y hermanos de todos.

No podemos seguir viviendo como hasta ahora. En nosotros después de estos días de Navidad debe haber una llamada a la conversión, porque el Señor nos ha amado y nos lo ha mostrado y creemos en El, porque nada es tan digno de fe como el Amor inmenso de Dios para con nosotros, no esperemos a mañana, vamos a ir dando pasitos en nuestra vida ordinaria, que ahora comenzamos después del tiempo de Navidad, escuchemos lo que Jesús nos va diciendo para ser verdaderos discípulos, que su Palabra, los Sacramentos, los pobres sean las mediaciones para llevar a cabo el Reino, al cual se nos ha convocado desde nuestro Bautismo e impliquémonos hasta el final en su construcción, como Jesús se implicó.

Pedimos hoy especialmente por los niños para que puedan crecer en un ambiente sano donde los valores humanos sean los que fundamenten su vida y un día puedan encontrarse con el Señor.

Oración: Dios todopoderoso y eterno, que en el bautismo de Cristo, en el Jordán, quisiste revelar solemnemente que él era tu Hijo amado enviándole tu Espíritu Santo, concede a tus hijos de adopción, renacidos del agua y del Espíritu Santo, perseverar siempre en tu benevolencia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.

No hay comentarios:

Entradas populares