11 febrero 2018

DOMINGO VI DEL TIEMPO ORDINARIO




Hoy las lecturas de este domingo nos hablan de la enfermedad de la lepra, si alguien se contagiaba de lepra era excluido de la comunidad, además no podía ser tocado por nadie porque quedaba impuro, en el evangelio Jesús cura a un hombre que tiene lepra y para curarlo le toca : “Compadecido, extendió la mano y lo tocó” por lo tanto Jesús queda impuro según la ley pero a Jesús no le interesa para nada el quedar impuro o no, lo que ve detrás de ese hombre con lepra es un ser humano, al cual quiere devolverle la dignidad de ser persona y por lo tanto que regrese a la comunidad.

El mensaje de Jesús es un mensaje liberador, las acciones de Jesús liberan a las personas, Jesús pasa por nuestras vidas liberándonos de esas leyes o de ese pecado que nos atrapa y esclaviza, Jesús es la buena noticia que nos trae la libertad, la libertad de los hijos de Dios.

No dejemos de proclamar el mensaje liberador de Jesús en nuestras vidas, en nuestras acciones, seamos personas liberadoras de las “lepras” de nuestros hermanos y no los excluyamos por miedo a contagiarnos, seamos capaces de amar y liberar, de llevar la buena noticia del evangelio a todo el mundo sin excluir a nadie, y todo esto para que, para la gloria de Dios como nos dice San Pablo en la segunda lectura: “Ya comáis, ya bebáis o hagáis lo que hagáis, hacedlo todo para gloria de Dios”.

Pedimos hoy especialmente por los enfermos en el día 11 de febrero la Virgen de Lourdes para que el Señor los ayude en su enfermedad y sepan acogerla.

Oremos: Señor, tú que te complaces en habitar en los rectos y sencillos de corazón, concédenos vivir por tu gracia de tal manera que merezcamos tenerte siempre con nosotros. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.


No hay comentarios: