22 abril 2018

DOMINGO IV DE PASCUA


LITURGIA DE LA PALABRA


Celebramos en este día el domingo del buen pastor, durante toda la semana estaremos viendo desde la Palabra a Jesús Resucitado como Señor, que nos guía, que nos acompaña, que no quiere sino que hagamos nuestro nuestro camino de ser personas y discípulas a la escucha de su voz.

Es necesario un camino serio y consciente de que nos va en ello la vida, el trabajar día a día y codo a codo con el Señor en nuestra propia salvación sí quiero utilizar esta expresión aunque parezca en algún caso pasada de moda. Si el Señor nos ha salvado, nos ha salvado de vivir egoístamente, de vivir sin amar, de vivir esclavos del consumismos, esclavos de la superficialidad de la vida, nos ha salvado de no valorar el don inmenso de ser personas creadas  a su imagen y semejanza y con un destino: vivir para el Señor y en su día vivir con el. Somos del Señor, por eso el cristiano es libre porque no pertenece  a nadie sino a Él. Comencemos a caminar si es que no lo hemos  hecho atentos  al voz de nuestro pastor, es lo mejor que nos podía haber pasado en la vida, habernos encontrado con Aquel que es el dueño de nuestro ser y nos guía hacia verdes praderas y aunque caminemos por senderos oscuros no tememos porque sabemos que no vamos solos, que Alguien ha dado su vida por mí y precisamente por eso sigue a mi lado resucitado para que nunca este sola.

Vamos hagamos planes y proyectos junto a él, y cada día preguntémosle: ¿Señor que quieres que 
hagamos hoy juntos?

Pedimos por la vocaciones en la Iglesia, en los  diferentes estados de vida, para que allí donde el señor nos ha querido vivamos caminando siempre obedientes a su palabra y anunciado la vida del Resucitado a todos.

Oremos:Dios todopoderoso y eterno, que has dado a tu Iglesia el gozo inmenso de la resurrección de Jesucristo, concédenos también la alegría eterna del reino de tus elegidos, para que así el débil rebaño de tu Hijo tenga parte en la admirable victoria de su Pastor. Que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.


No hay comentarios:

Entradas populares