15 enero 2010

NAVIDAD


Es una gran alegría el poder compartir la experiencia de navidad que he vivido este año.
Navidad es el momento mas emocionante del año en que casi todo el mundo ansia con la ilusión de experimentar otra vida nueva y vivir de otra manera su vida, para la mayoría la navidad es el momento de descanso, de encontrase con los amigos y estar juntos con la familia.
Para mi, esta navidad la he vivido intensamente esperando ese encuentro personal e intimo con Dios, que abandonando su grandeza ha querido elevar mi pequeñez. Ha sido el momento para (mirarme por dentro), nuevas esperanzas, de silencio y escucha orante y de mirar dentro de mi para comenzar una vida nueva y de compromiso serio.
La navidad es el momento apremiante para contemplar y adorar el misterio de mi salvación recordando que he sido pensada y creada por amor, es pues para mi callar y escuchar el silencio del misterio que se manifiesta y se concretiza en lo mas profundo del corazón. Es comenzar a ver las cosas y las personas que nos rodean de manera diferente, como dones dignos de ser acogidos, besados y respetados en su libertad y la invitación a todos a volver a casa, de donde salimos cuando pecamos.
La celebración de la vigilia del año nuevo también fue uno de los momentos mas importantes e impresionantes, la lectura de 1 Reyes que hablaba de la petición de Salomón a Dios, es que muchas veces nuestras oraciones y suplicas están llenas de palabras vacías mas aquí tenemos un ejemplo de cómo debemos dirigirnos a Dios, el Rey Salomón pidió a Dios Sabiduría y discernimiento en vez de riquezas, salud, larga vida, poder o placeres. A Dios le agradó ese deseo de Salomón, por ser una petición buena e inteligente y le digo que le daría lo que pedía y también lo que no pedía.
Con la entrega a Dios, sucede algo parecido, cuando dirigimos nuestra vida con un horizonte más elevado, siendo fieles Dios se mostrara generoso con nosotros y nos dará lo uno y lo otro: La sabiduría y la felicidad.
Quisiera invitaros a todos a reflexionar sobre nuestra vida en este año tomando ejemplo del Rey Salomón, con la ayuda y la gracia de Dios.
Que Dios os bendiga.

Sor Catalina Mwende, O.S.C.

No hay comentarios: