¡HA RESUCITADO, ALELUYA!

19 abril 2014

TRIDUO PASCUAL

SÁBADO SANTO


Hoy la Iglesia junto a María está expectante. María es la creyente que “guarda todo en su corazón”. En su corazón estaban aquellas palabras “…y su reino no tendrá fin, será grande y se llamará Hijo del Altísimo”. No aparece en los evangelios ningún episodio que nos hable de que María fuese al sepulcro…Ella sigue creyendo en aquella Palabra del Señor, en la Vida.

El Espíritu hace posible que la Iglesia viva en esta situación de espera, no tiene a su Señor, solo su cuerpo exánime en el sepulcro, pero sigue creyendo y esperando… “Al tercer día resucitaré”

Es este día un día de guardar silencio, un silencio esperanzado, y de seguir creyendo en la Vida como María…

VIERNES SANTO



“¡EL ESCÁNDALO DE LA CRUZ!”

 ¡Mi rey es un Crucificado! ¡Cuántos momentos de Cruz que hacen que me tambalee y me escandalice!, que me hacen preguntarme. ¿Cómo puede ocurrir esto en la vida? Sin embargo todo adquiere sentido al mirarlo a Él. ¡Cuántos momentos vivimos en la vida en los que no aceptamos la Cruz! ¡Es un escándalo! Y sin embargo el Amor está Crucificado. Cristo crucificado es Salvación para todo el que cree.

¿Hay en tu vida situaciones en las que te ves condenado a fracasar? ¿Qué no puedes conseguir nada, que serás contado entre los últimos y fracasados? Mira al Mesías Crucificado y pídele luz y fuerza… Y no podrás resistirte a seguirle.


JUEVES SANTO


¿Quién se atreve a creer en esta locura del amor de Dios? Agradezco hoy inmensamente el regalo de la fe, que en mí es poquísima ante tanta grandeza, pero al menos se me ha concedido intuir algo de la grandeza y el amor de Dios.

Comenzamos estos días del triduo Pascual, como he dicho al principio, experimentando la locura del amor de Dios ¡Haciendo que en ese Pan y Vino, esté El mismo y podamos, comerlo, tenerlo dentro, que forme parte de nuestro ser, y adorarlo! ¡Y un Dios que se pone  a nuestro servicio, nosotros que somos nada y precisamente por eso, por su ternura y amor para con nosotros! ¡Es algo Inenarrable, Hermoso, Maravilloso! Y ante esto surge en mí la respuesta a tanta grandeza, respuesta que viene del mismo Señor.  “Anda haz tú lo mismo” “Amaos unos a otros como yo os he amado”

No hay comentarios: